El comienzo de una utopía

El centro educativo bautizado como “Lizarra Ikastola” inició su recorrido el 29 de septiembre de 1970, gracias a la iniciativa de un grupo de padres y madres y la ayuda de instituciones como Príncipe de Viana del Gobierno de Navarra, Real Academia de la Lengua Vasca y representantes del Ayuntamiento de Estella – Lizarra. Fueron 25 los alumnos y alumnas con los que inició el primer curso, en un aula cedida por el Ayuntamiento en el frontón municipal con un presupuesto fue de 240.000 pesetas. El curso 1972-73, 8 alumnos/as comienzan a cursar la EGB en el Colegio del Puy, que dio cobertura legal a esta implantación como línea bilingüe. En 1973, estas familias adquirieron un local del número 1 de la calle Navarrería, próxima al frontón, solicitando un préstamo. El año 1977 trajo consigo un cambio sustancial en esta Ikastola recién creada: Las familias de los alumnos y alumnas se convirtieron en cooperativistas de la recién creada “Cooperativa de Enseñanza y Consumo Lizarra Ikastola”. Se trasladan las aulas de primaria al antiguo colegio y convento de los Escolapios. El 21 de mayo de 1979, el Ministerio de Educación y Ciencia legalizó Preescolar, garantizando así subvenciones para pagar al profesorado.

Apertura a la sociedad

El director que comenzó su andadura en el curso 1980-81 dio un nuevo rumbo tanto a la parte pedagógica como a la administrativa. Mantuvo y sistematizó diversas acciones para abrir la Ikastola a la sociedad (llevando a las calles de Estella distintas tradiciones perdidas: Santa Águeda, Olentzero…), así como para mejorar la situación económica (la feria que se organiza en fiestas…). En 1982, se legalizaron las 12 clases de EGB. Este centro fue el primero en utilizar, un modelo de inmersión lingüística en euskara en el sistema educativo en un entorno castellano parlante. En aquel momento, muchos colegios de Guipúzcoa, Vizcaya y Navarra se acercaron a la Ikastola de Estella a conocer este modelo de inmersión. En 1985 los socios y socias de Lizarra Ikastola adquirieron el antiguo colegio de los Escolapios y su terreno con el 99,5 % de votos favorables de la Asamblea de la Cooperativa. La recaudación económica y el apoyo solidario recibido de miles de personas en el primer Nafarroa Oinez de 1985 fueron el estímulo perfecto en esta importante decisión.

El nuevo centro: Un viejo sueño hecho realidad

En 1989 comenzaron los trabajos de construcción de la nueva Ikastola con tres fuentes de financiación: 61 millones de pesetas que proporcionó el Gobierno de Navarra, el préstamo concedido por Kutxa (90 millones de pesetas) y lo recaudado en una campaña cultural multitudinaria.En 1990 se celebra el segundo Nafarroa Oinez con el lema Ezina Ekinez Egina, fiesta que supuso un hito de participación e innovación. En 1991 se inauguró la nueva Ikastola, en presencia del alcalde de Estella y representantes del Gobierno de Navarra. Desde entonces Lizarra Ikastola ha sido un centro pionero en la implantación y sistematización de numerosos proyectos educativos innovadores (citados en los siguientes apartados). En 1995, el Gobierno de Navarra le ofreció la posibilidad de ofrecer la recién implantada ESO, dado que se cumplían todos los requisitos establecidos por la ley, dando así un importante empujón al futuro del centro. En 1999 se puso en marcha la “Escuela Infantil Lizarra Ikastola” ofertando escolaridad a niños y niñas de 0 a 3 años.

Compromiso con la calidad, el arte y la innovación

En 2003, el Gobierno de Navarra otorgó a la Ikastola el Sello de Bronce, reconociendo así el compromiso de ésta con la calidad y la excelencia en su gestión. El 2004 se celebra el tercer Nafarroa Oinez en un momento en el que el centro es pionero en distintos proyectos educativos innovadores y el centro participa en innumerables iniciativas culturales y pedagógicas dentro y fuera de la ciudad del Ega. En el curso 2005-2006 la Fundación Navarra para la Calidad otorgó a Lizarra Ikastola el Certificado de Excelencia de Europa (400+ Plata). En el curso 2008-2009 el Ministerio de Educación y Ciencia le concedió un Premio Nacional a las “Buenas Prácticas de Convivencia”. Ese mismo curso el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra le concedió el Premio al Proyecto de Innovación en Competencias Básicas con el Proyecto “Energía” de 2° de ESO.

Última década. Reconocimientos

El curso 2009-2010 Lizarra Ikastola obtuvo dos importantes reconocimientos: la Fundación Navarra para la Calidad le otorgó el Sello de Excelencia Europea 500+ (Oro) y el Gobierno de Navarra la reconoció con el máximo galardón que se concede en la Comunidad Foral de Navarra, el Premio a la Excelencia Navarra 2009. Ese mismo año también recibió el premio a la experiencia de innovación en el ámbito de la Convivencia otorgado por el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra. En el curso 2010-11 el Ministerio de Cultura le otorga un Premio Nacional de Creatividad, concediéndole el distintivo de “Centro Educativo Creativo”. Ese mismo año el director Josu Reparaz Leiza es galardonado por el Gobierno de Navarra por su función directiva en la Primera Edición de los Premios de Educación de la Comunidad Foral.En enero de 2011, el centro resulta finalista para el Premio Nacional de Educación Marta Mata, tras el periodo de selección realizado por el Ministerio de Educación. Ese mismo curso el Departamento de Educación del Gobierno de Navarra le concedió el Premio al Proyecto de Innovación en Competencias Básicas con el Proyecto “ La guía turística de mi ciudad” de 1° de ESO.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR